Una entrevista de trabajo es una de las experiencias más aterradoras por las que el hombre moderno atraviesa. En  una entrevista con un desconocido se concentran fuertes emociones pues de este encuentro dependen tus objetivos. Puede ser obtener más dinero, mejores condiciones, incrementar tu proyección profesional… En resumen, la capacidad de pagar por construir nuestro camino. Y eso, sin duda, genera gran tensión.

Por ello, es clave la importancia de lo que transmites con tu manera de vestir.  Y a veces entraña dificultad para la mayoría de los hombre elegir con seguridad las prendas adecuadas.

Por lo que he podido comprobar, existen dos razones principales que dificultan esta elección. La primera es que el mercado laboral se ha diversificado. En cada sector hay un enfoque de lo que significan los estereotipos de éxito. Antes la decisión complicada era que color de corbata elegir para nuestro traje. Hoy eso ha cambiado. Afortunadamente.

La segunda razón es que los hombres ahora hemos puesto un énfasis impensable hace unos años en el modo en que nos vemos. El hombre moderno ha desarrollado unas necesidades y anhelos sobre su aspecto que antes simplemente no existían. Y eso implica mayor inseguridad en cada decisión. La sociedad de consumo ha barrido el anquilosado estándar de la vestimenta masculina cambiando cada día.

¿Cómo vestir perfecto en una entrevista?

Así que, ¿cómo debemos vestir para una actividad social tan trascendental como la demostración de nuestra valía profesional en pocos minutos? Hemos preparado este artículo para que cuentes con mejor información que te ayude a sentirte cómodo a la hora de decidir:

El traje

Como era de esperar, no vamos a reinventar la rueda. En una entrevista de trabajo el rey sigue siendo el traje. En gran parte del mundo corporativo existen todavía algunas reglas de etiqueta y utilizar traje es una decisión obvia: muestra que entiendes la importancia de la entrevista y valoras la imagen de la empresa. Además, es una evidencia que el hombre es incapaz de lucir mejor que enfundado en un traje.

El conjunto clásico es sencillo: utiliza azúl o gris y no fallarás. Evita el negro para los negocios. Te dejo unas imágenes que trasmiten mejor que con palabras la idea general:

Lookbook de Inspiración

jobsuit

Los finos detalles

No hay que tener miedo a distinguirse de los otros candidatos, de arriesgar un poco. Y ahí entra en juego el universo de los detalles. Una vez que tienes un traje que se adapta como un guante a tu figura hemos de buscar transmitir nuestra personalidad.

Elementos como las solapas de pico, los gemelos, los bolsillos inclinados, el pañuelo plegado y, por supuesto los zapatos y calcetines deben susurrar mucho sobre tu estilo.

La elección de la camisa y la corbata sí es algo más sensible. Las camisas lisas en azul, blanco o rosa ofrecen solidez y atemporalidad. Además del gran potencial que poseen para combinar con una gran corbata.

Evita contrastes muy pronunciados, si utilizas cuadros o rallas debes ser conservador con el resto de elementos.

Piezas clave

image1xxl-635193367403145818-15009-150508136103-15012_078504-635193367408976151-15013033001_69-635193367409876203-15067410616245-15032266339-150

image1xxl-635193367416476580-15013080206_02-635193367417686649-150MZ044B-3035-1-635193367415606530-150

Cada cual según su especialidad

Es evidente que no todas las entrevistas son iguales y dependen del sector específico. Por ejemplo, puede que un creativo que opta a un puesto en una empresa publicitaria no necesite ir de traje y corbata. En algunos empleos ir con una estética sobredimensionada puede dar lugar a malentendidos. Es mejor un perfil bajo, lo que no significa que dejemos de cuidar la imagen al milímetro.

Utilizar pantalones de traje combinados con una camisa de vestir y unos lustrados zapatos es una opción fresca y poderosa. Capaz de transmitir respeto por el estilo sin ser demasiado ampuloso. En caso de ser necesaria, un jersey o una rebeca de lana en V puede representar un punto elegante y cómodo con el resto del conjunto.

Lookbook inspiración

jobknitear

 

Algunas claves más

35193367419446750-150notavail-635193367420206793-150MK044D-1336-1-635193367421486867-150511095-31-1-635193367422866946-150398024_mrp_in_l-635193367423967009-15013047001_BG-635193367422106902-150

13017006_G5-635193367424327029-150222008-22-1-635193367425507097-150MM021D-33-1-635193367426147133-150

 

Como era de esperar, en las tradicionales industrias como la comercial, financiera o aseguradora las reglas de vestir no han evolucionado tan rápido como en la industria creativa y del entretenimiento. Por eso, en una entrevista en la industria creativa el grado de libertad es mucho mayor y podemos jugar más. El traje siempre es una opción valida pero es cierto que tal vez se vea algo “demasiado serio” en agencias de artes gráficas, diseño, publicidad y marketing. Es más, se incentiva en este sector algo muy alejado del clásico “oficinista”, alguien con una mentalidad lateral e inspiradora, que nada contracorriente y tiene sus propios códigos estéticos. Esto, huelga decirlo, es una excelente oportunidad de ofrecer mucho más de nuestra personalidad. No hablo de ir con sombrero y pajarita y ser una caricatura del bohemio, pero si podemos adentrarnos en detalles incompatibles con un traje, como utilizar botines, chaquetas o relojes más atrevidos y coloridos. Jugar con las texturas, vestir otros materiales como el cuero y el vaquero que ofrezcan otra versión más desenfadada de nosotros mismos.

Lookbook inspiración

jobcreative

 

381331_mrp_in_l-635193367426567157-150322069-52-1-635193367427007182-150383816_mrp_in_l-635193367427537213-150

MEFBCI830002BUR_1_large-635193367433657563-15011013004_E4-635193367434157591-150212044-31-1-635193367434527613-150

No olvidemos que lo más importante es la confianza que tenemos en nuestras habilidades profesionales. No obstante, te invito a que veas con detenimiento nuestro lookbook para que te inspires. Escoge de entre todas las posibilidades lo que más exprese que tipo de profesional eres. Porque sí, al final cada pedazo de nuestro estilo es un altavoz que con un silencioso ruido describe quienes somos.