monedero hombre

Los monederos para hombre son uno de los complementos más clásicos y utilizados, existiendo infinidad de modelos y estilos. Podemos encontrarlos de diferentes tamaños y realizados con materiales muy distintos como plástico, piel, silicona, metal, etc…

Tal y como ha sucedido en complementos similares como las carteras, las billeteras o los tarjeteros, los monederos han entrado de lleno en la tendencia del minimalismo y la sencillez para incentivar que no ocupen demasiado espacio en los bolsillos de nuestro pantalón. En este artículo queremos mostrar 5 de los modelos de monederos más clásicos e intemporales que, no obstante, siguen innovando en formas y materiales.

Así que sin más, pasamos a describir la lista de los modelos de monedero más importantes para que puedas elegir cual combina mejor con tu estilo.

Monedero de piel con cremallera

Este tipo de monedero es uno de los más clásicos y está diseñado para el hombre más práctico. Suele estar diseñado con piel o polipiel y posee un cierre de cremallera que facilita sobremanera su uso. Además del bolsillo general, suele llevar también un bolsillo frontal con cierre de cremallera incorporado. No es el modelo más elegante y sofisticado, pero sin lugar a duda es un modelo sencillo, útil y práctico.

monedero-plano--cremalleras-en-piel

Monedero de tacón confeccionado en silicona

Pasamos al monedero de tacón. Este monedero hecho habitualmente en silicona tiene una siluete estilizada y elegante. Gracias al material en el que está producido existe gran facilidad para agarrar las monedas y es díficil que se resbale de las manos por sus propiedades adherentes. Podemos encontrar de diferentes formas y tamaños. Aunque los más recomendables y habituales tienen unas dimensiones muy reducidas y formas redondeadas semejantes a la castañuela sevillana.

hombres-monederos

Monedero con llavero incorporado

Este monedero suele estar confeccionado tanto en piel como en polipiel. Posee en un lateral una o varias anillas generalmente de metal que permiten enganchar nuestro juego de llaves al monedero. Gracias a ellas, podremos llevar nuestras pertenencias en un sólo bolsillo aunque siempre existe el riesgo de poner todos los huevos en el mismo cesto. No obstante, es tremendamente práctico y suele ser de los más usados habitualmente. Este estilo de monedero también suele llevar un bolsillo centrar para alojar una o dos tarjetas de crédito o identidad sellado con cremallera.

monedero-hombre

Monedero con tarjetero

Este monedero de dimensiones generalmente mayores al resto posee un espacio central y un bolsillo exterior en la zona frontal que suele utilizar botón metálico para el cierre. En este bolsillo exterior hay lugar para varias tarjetas. El monedero con tarjetero incorporado suele ser bastante voluminoso y siempre es preferible una cartera con un pequeño monedero, ya que los cortes y la estética van a estar más cuidados.

 

Monedero con fuelle

Y por último y no menos importante, encontramos el monedero de piel con fuelle. Este tipo de monedero es de nuestros favoritos por el hecho de que se adapta muy bien al número de monedas que lleve, tendiendo siempre a la delgadez. Su mecanismo al cerrar lleva un pequeño bolsillo de piel que permite elegir fácilmente el cash que necesitamos extraer. Su tamaño suele ser muy reducido y es un producto cómodo y práctico.

monedero